sábado, 7 de agosto de 2010

Y ya van 6...

Hoy hace 6 años que me vine a vivir a esta ciudad, no fue una decisión que se tomara con mucho tiempo, la verdad que fue todo muy rápido, estaba viviendo en alicante con un trabajo fijo, pensando en comprarme una casa y cuando me quise dar cuenta estaba montando en un Peugeot 306 sin aire acondicionado cargado hasta las trancas de cachivaches camino de Córdoba.

No dio tiempo a ordenar mucho de lo que llevaba en el coche, ya que no tenia casa buscada asi que invadimos la casa de mis suegros. Al día siguiente cogí un tren para Madrid para empezar una nueva etapa profesional, la cual dura hasta el día de hoy y espero que dure para mucho tiempo. Por suerte estoy en un trabajo que me gusta y me ha dado la posibilidad de crecer en el ámbito profesional y personal.

En este tiempo he vivido muchas cosas:


He disfrutado en muchas Ferias (no me he perdido ninguna desde que conocí a mi mujer), he bailado en las cruces, me he asombrado al ver los patios, me he emborrachado en la cata, he sentido sobrecogimiento en la semana santa, me he enamorado de la Mezquita, de Medina Azahara, de La judería, de La Corredera, Los baños de Popea.

Creo que soy de los pocos cordobeses que puede afirmar que mis ojos han visto todos los pueblos de la provincia, Zuheros y su cueva de los murciélagos, Pozoblanco y su plaza de toros, Lucena y su santuario, Montilla y sus bodegas, Palma del rio y sus naranjas, Hornachuelos y su sierra, Villanueva de Córdoba y su jamón, Belmez y su castillo, Peñarroya y sus minas, Priego y su Fuente del Rey, Almedinilla y su villa romana, Montoro y sus calles, Almodóvar y su imponente castillo, me dejo muchos pero es que cada pueblo de Córdoba tiene algo especial, en ocasiones nos vamos a sitios lejanos a ver cosas y nos estamos perdiendo cosas mucho mejores a no mas de una hora en coche.

Muchos peroles en los villares algunos muy buenos y otros…. vamos a dejarlo en que ya tenemos pegamento para los carteles de la feria, salmorejo con tortilla de patatas en el Bar Santos, berenjenas a la miel en Casa Pepe de la judería, helados en la flor de levante, perritos calientes en Bar Lucas, Caracoles…. mi debilidad creo que es de lo mejor de esta ciudad.

Aquí nunca me he sentido extraño, nunca he sido forastero, no me han menospreciado por no haber nacido aquí, ni han insinuado que haya venido a quitar el trabajo a nadie, soy un cordobés mas.

He conocido grandes personas, gente extraordinaria, a la que poder llamar amigos y se que puedo contar con ellos para lo que quiera, algo que para mi tiene mucho valor. Se que a veces tengo un carácter difícil o que mi forma de hablar...vamos a dejarlo :D, pero saben que después no soy nadie y que los aprecio mucho. 

Dicen que las cordobesas son las mujeres más guapas y lo confirmo. Pero lo siento, la mas guapa me la he llevado yo, he conocido a la que es la madre de mi hijo, mi amiga, mi confidente, la que me aguanta todos los días (que me tiene que querer mucho para poder aguantarme, que hay veces que no me aguanto ni yo). Me case en el Alcázar y mi cura fue Rosa Aguilar ¿hay algo mas cordobés que eso?... bueno si casarse en Santa Marina o San Lorenzo y celebrarlo en Bodegas Campos jajajaja.

No os hago perder mas vuestro tiempo, esta ciudad me ha dado a mi hijo que es lo mas grande que me podía dar.
PD. Ya digo Pego y Say (6)

1 comentario:

  1. ahora entiendo lo de al iglesia jaja eres más cordobés que yo!!

    ResponderEliminar